La Danza de los Diablitos de Oluta,Origenes poco conocidos.

DANZA DE LOS DIABLITOS DE OLUTA

POR RAFAEL PENAGOS MILLAN

La danza de los diablitos de Oluta, o del Chenú, cómo también se le conoce. Es una danza que aboca la celebración del tapachole (maíz de invierno),la segunda época de siembras del año en la región sur de Veracruz.

Tiene un origen ancestral prehispánico, permeado por un discurso religioso católico de apropiación. Hace alusión al solsticio de invierno, Representando la dualidad del cinturón de Orión (los tres Reyes magos), muy visto en los cielos nocturnos de Oluta en esa época de invierno, por lo que lleva consigo una alegoría de nivelación del cosmos a través de la dualidad de esos tres cuerpos celestes.

Por un lado está el bien, representado por tres ángeles (San Miguel de Arcángel, San Gabriel y San Rafael) representantes del día y del nuevo sol naciente (el año nuevo). Y por otro lado está el mal, representado por las huestes del maligno (Satanás -diablo mayor-, Luz Bel, y Caifas), representantes del viejo sol y de la noche, es decir del año viejo. De ahí se derivan otros elementos como los negritos, el loco, el cura y las viudas. Anteriormente también se agregaban los grupos de arrieros y tonaltecas.

1 Los integrantes duales del bien y el mal hacen una batalla el 31 de diciembre, dónde el nuevo sol naciente (la luz del día), vence al viejo sol (la oscuridad de la noche), que ya está débil y cansado; esté es representado en un muñeco hecho de hojas secas de plátano o de viruta (basura de madera), conocido como “Cheno”, y es quemado en las llamas del infierno una vez que San Miguel de Arcángel vence al diablo mayor Satanás.

En este sentido simboliza al solsticio de invierno, dónde la luz del día empieza a hacer más larga que la oscuridad de la noche, entendiendo que la energía solar es benéfica para las cosechas, y naciendo con ello el segundo ciclo agrícola anual de siembras conocido como el tapachole (maíz de invierno). El cinturón de Orión apunta verticalmente hacia la salida del nuevo sol en el horizonte de Oluta, es decir el alba del 1 de enero.
Toda esa cosmovisión ancestral es popoluca, aunque con la visión de la religion católica de la época colonial que se llego a consolidar en el siglo XIX. En este sentido, los campesinos popolucas se apropiaron del pasaje bíblico del apocalipsis de San Juan (la batalla final de la humanidad o fin de los tiempos), reinterpretándolo a su manera en una forma teatral y carnavalesca, conjugándolo con sus ritos ancestrales, siendo muy claro el discurso de la evangelización cristiana, sin perder el simbolismo místico indígena.

2 La palabra “Cheno” o “Chenú”, es de origen popoluca y significa viejo o vejestorio, es un chaneque andrógino mitad animal y mitad hombre, que habita en el monte, y anda errante en los sembradíos causando sequías y enfermedades; deidad que en su dualidad de hombre y mujer, representa al mal, pero también al bien como el caso del solsticio de verano, cuando la luz del día es más prolongada, y caen las primeras lluvias, en este sentido es llamado Sancuchi (San Juan Bautista, 24 de junio), beneficiando con ello a la primera siembra de temporal (maíz de temporal) que enmarca el ciclo anual agrícola.

3 La danza originalmente se llevaba a cabo los 31 de diciembre, eso persistió hasta los años 60, pero después por políticas locales, la celebración de la danza de los diablitos la cambiaron para el 15 de enero. Actualmente, por desinterés esa celebración está casi extinta, pues ya no se lleva a cabo desde el año 2013.

FOTOFRAFIAS ALUSIVAS DE LA DANZA DE LOS DIABLITOS DE OLUTA, VER.


Bibliográfia:
1.- Munch Galindo, Guido, “Etnología del Istmo Veracruzano”, Danzas autóctonas
de Oluta, pág. 375. Ed. UNAM 1994.
2.- Felix Baez, Jorge, “Entre los nahuales y los santos”, Ed. Universidad
Veracruzana 2008.
3.- López López, Juan Carlos “Entre San Juan Bautista y el Chenú”, Religiosidad
popular, costumbres, ritos y mitología en Oluta, Veracruz. Ed. Instituto
Veracruzano de la Cultura (IVEC) 2014.

VISITA NUESTRO DIRECTORIO:

La Danza de los Diablitos de Oluta,Origenes poco conocidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.